Ciudad de México.-El traslado de Joaquín “El Chapo” Guzmán al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, es uno de los más de 7 mil 400 que se han rotado desde septiembre a la fecha y ya estaba planeado.

 

Fue una decisión política penitenciaria y política de Estado, una política con estricto apego a la estrategia de transformación penitenciaria Federal… busca garantizar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad”.

 

Así lo informó el titular de Prevención y Readaptación Social del Sistema Penitenciario Federal, Eduardo Guerrero. En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, agregó que este movimiento es parte de la estrategia de seguridad en torno al capo y no tiene relación con la falla de luz en el penal del Altiplano la semana pasada.

 

El problema de luz que se suscitó la semana pasada no fue en todo el penal, fue en un ala donde se lleva a cabo la visita conyugal […] se restituyó la energía de forma normal, no se debió a esa falla eléctrica, ese mismo quedó restablecida y días antes ya estaba planeado este operativo“, detalló.

 

El Cefereso 9 de Ciudad Juárez ha sido remodelado; cuenta con 4 módulos de alta seguridad, con protocolos de prevención dentro y fuera del mismo; “El Chapo” está custodiado con seguridad electrónica y pases de lista, “el protocolo de seguridad será igual que el del Altiplano”.

 

No es un paso a la extradición… se decisión de días atrás de llevar a cabo el traslado, que era el penal de Ciudad Juárez”.

 

Agregó que el traslado del capo fue con apego a los derechos humanos y mencionó que su estado de salud es bueno.

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here