Mazatlán, Sinaloa.-La irregularidad con que se registró la temporada de lluvias tiene a los ganaderos padeciendo sequía prematura porque no hay yerba para que se alimenten los animales.

El ganadero Andrés Osuna Osuna estimó, que son alrededor de 1,500 productores los que ya están siendo afectados por la falta de agua y pastura para los animales.

“En el 2017 no llovió nada y los ganadores sufrimos mucho con esto y este año a ver cómo nos va. Estamos  teniendo serios problemas con el agua porque las norias no están dando la suficiente agua.

Osuna Osuna advirtió que este año será muy difícil para el ganadero, pues ya están comprando agua y pastura que esta escasa y cara, lo que les impacta de manera directa en sus bolsillos.

Lamento que las empresas que se dedican a vender alimento para el ganado están haciendo su agosto con aumento de 20 pesos por costal de 50 kilos

Ante ello, hizo un llamado al gobernador Quirino Ordaz  para que se enfoque a las Asociaciones Ganaderas para que apoye con un subsidio para las  con seguir un poco baratas las pasturas.

Comments

comments