Culiacán, Sinaloa.-No hay absolutamente duda de que Margarita Zavala abandona al Partido Acción Nacional. Y no es porque el PAN la trató mal o que salga de ahí renegando o rumiando por un desacuerdo fundamental con ese partido, sale, según sus allegados, porque ante el agandalle y la  cerrazón del desprestigiado Ricardo Anaya no le quedó de otra El deslinde de Margarita y la corriente calderonista le hacen un socavón al PAN porque entre sus filas hay Senadores, Diputados, gobernadores, alcaldes y militantes influyentes que también habrán de irse. (¿O se quedarán muchos?) La ilimitada osadía y la desmedida ambición de Ricardo Anaya, ha provocado un sisma casi imposible de superar en el corto y mediano plazo, pero también se habla de que el deslinde de Margarita se debe a compromisos con el Presidente Peña Nieto y a un plan de Los Pinos para descarrilar a un Frente Ciudadano por México manejado por Ricardo Anaya, quien dejó de ser un hombre confiable para el poder presidencial. De hecho, se dice que un cálculo de Los Pinos y el calderonismo es provocar una debacle albiazul  y en el llamado Frente Ciudadano, pues tanto el PRD como el llamado Movimiento Ciudadano cifran sus esperanzas en la relativa fuerza del panismo nacional. Hoy el PAN ha quedado estructuralmente endeble por el sismo provocado ante la salida de Margarita y para los aliados no tendría sentido irse a una aventura, sobre todo porque esta coincidencia no es de principios, sino electorera y oportunista. El “cerillo” Anaya, considerado hace dos años el “niño maravilla”, dicen que resultó un chivo en cristalería, alguien que detrás de su discurso esconde un espíritu impositivo y manipulador. Desde Los Pinos lo han descrito como una persona con índole traidora, no sólo por lo que le hizo a su antecesor, Gustavo Madero, quien lo formó y le abrió paso hacia la dirigencia y a quien llegando le dio una patada en el trasero, sino porque habría traicionado un acuerdo con el Presidente Peña Nieto en el sentido de que si Josefina no levantaba apoyaría  a Del Mazo y viceversa. Anaya ni apoyó a Josefina y mucho menos a Alfredo del Mazo. Lo que hizo en esa circunstancia fue formar el llamado “frente”  desde entonces, manipular al PRD y ofrecer abiertamente un posicionamiento en el sentido de que había sido la de EDOMEX una elección de Estado. Es decir, Anaya en su afán de fortalecer su posición personal, no le importó finalmente coincidir justamente con el enemigo que Peña quería vencer sin dejar dudas en el proceso electoral: Con Andrés Manuel López Obrador. Desde ese día Anaya, según una fuente, dejó de ser un hombre confiable para Los Pinos y, desde ese día, al aún líder del PAN, de acuerdo a información pública, no le han dejado de salir los negocios presuntamente truculentos con los que ha hecho su fortuna personal. Un personaje ligado a Los Pinos dijo a este tecleador: “Ciertamente, a los amigos se les apoya y a los traidores se les aboya”.  Efectivamente, Margarita se deslinda del PAN y sin duda va a ser candidata independiente a la presidencia de la república. Anaya en cambio está casi sepultado en el socavón de su ambición y de su falta de palabra. Lo más seguro es que la denuncia en su contra interpuesta ante el INE,  por alterar los acuerdos de la asamblea nacional de su partido,  prospere por lo que aquí se comenta. Y entonces lo más seguro es que no sea candidato. Entonces lo más seguro es que en el PAN haya desbandada y entonces lo casi más seguro es que este partido vea reducida de manera significativa su representación nacional tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. Ya veremos si el llamado PRIAN de Calderón- Margarita-Peña, se impone sobre el proyecto de un Frente que solo se diferencia por asuntos de forma y no por la propuesta de un nuevo modelo socioeconómico para el país.

TOÑO MEADE MATA DOS PÁJAROS DE UN PEDRADÓN

Ha sido el propio Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el encargado de balconear a la miserable clase empresarial mexicana. El responsable de la hacienda mexicana declaró textualmente: El gobierno ¨no ha recibido un solo peso de donativo del sector privado”. Bolas Don Cuco. Un madrazo bien dado en el duro codo de los Capitanes del dinero de este país que explotan y que lo ha hecho inmensamente rico. Nada pescadito. Ni una bolsa de pan Bimbo, ni una lata de atún o al menos unas tortillitas de la Tía Rosa. Niguas. Es cierto que Toño Meade en el fondo se deslinda en el sentido de que el gobierno no está manejando el dinero donado por la iniciativa privada, pero aprovecha el “traite” para dar nombres y en la lista de donadores importantes, por cierto, no aparecen empresas mexicanas.  Mire usted, el titular de Hacienda  dio a conocer que las empresas que han donado millones de pesos corresponden al ramo de las plataformas tecnológicas más desarrolladas y que, por su altruismo, sostienen fundaciones para ayuda humanitaria en el mundo. Google, Facebook, Apple, Samsung y Huber, hicieron llegar sus millonarios donativos directamente a la Cruz Roja Mexicana. También Pepsico, Wall Mart y Grupo Carso se mocharon, así como no pocos artistas de renombre internacional, pero empresas de manufactura mexicana no aparecen en el padrón de Hacienda, brillan fulgurosamente por su ausencia. Así que Meade mató dos pájaros de un pedradón: Dijo que el gobierno no estaba manejando la lana de donativos para los damnificados y, al mismo tiempo, balconeó a los pichicatos empresarios mexicanos.

Comments

comments