la tarde del domingo, fue depositado el cuerpo descuartizado de una persona de sexo masculino en plena vía pública, a un costado del arroyo de los Jabalines.

Mazatlán, Sinaloa.- La Secretaría de Seguridad Pública municipal ha enmudecido luego de los hechos de alto impacto registrados en el puerto el pasado fin de semana, y hasta este martes su titular ha evitado dar declaraciones a los periodistas de la fuente.

 

Del baño de sangre que ha sumido al sur del estado desde la semana pasada, son dos hechos que aún no han sido explicados por el secretario Juan Antonio Murillo Rojo.

 

El primero ocurrió la tarde-noche del viernes, cuando dos grupos criminales se enfrentaron a tiros, desde el fraccionamiento Villas del Rey hasta el Paso Superior sur.

 

Este enfrentamiento produjo la muerte a dos presuntos delincuentes, pero hirió de gravedad al chofer de un camión Colosio, así como a una pasajera, cuando la unidad transitaba en medio del fuego cruzado.

 

Asimismo generó que peatones y automovilistas buscaran refugio en conocida gasolinera que se encuentra a la salida sur, donde la gente quedó desprotegida sin saber qué hacer ante una situación de esta naturaleza.

 

Posteriormente, la tarde del domingo, fue depositado el cuerpo descuartizado de una persona de sexo masculino en plena vía pública, a un costado del arroyo de los Jabalines.

 

Este hallazgo hizo recordar a la población los peores días de la Guerra del Narco, emprendida por el gobierno federal, y que se registró en el puerto desde el 2008 hasta el 2010.

 

En ninguno de los casos mencionados el secretario Murillo Rojo ha querido manifestarse, y pese a que se le ha buscado mediante las vías oficiales él aduce estar “muy ocupado” para atender a los medios.

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here