Mazatlán, Sinaloa.-Vendedores de las cinco organizaciones de vendedores realizaron una marcha desde el monumento al Pescador, para llegar al ayuntamiento para exigir  respeto a sus áreas de trabajo y cero tolerancia a los vendedores que no tengan permiso para zona de playa.

Ante el Oficial Mayor, Juan Manuel Ochoa Álvarez, quien salió a escuchar los reclamos de los vendedores, denunciaron que en Semana Santa prácticamente se duplicó la presencia de vendedores, porque proliferaron en las playas personas que ofrecían todo tipo de vendimia.

Con fotos como evidencia de sus denuncias, mostraron que no era personal sindicalizado, ni con permiso de SEMARNAT, los inspectores les cobraban derecho de piso.

Diariamente les entregaban recibos de 150 pesos, y aunque los vendedores autorizadores señalaran a los vendedores irregulares, dijeron que los inspectores les comentaban que tenían tolerancia.

Comments

comments